2 sept. 2014

Hola Septiembre

Chau Agosto! que bueno que te fuiste.
La verdad es que te tuve fé, te puse fichas y nuevamente te aposté. Pero este año  volviste para darme de cachetazos.
No te tengo miedo, pero me desestabilizaste totalmente.
Me dejaste sin aire y con la cabeza dando vueltas. Me pegaste duro.

Hoy septiembre, te pido que seas mas amable con los míos y conmigo.

Que me des claridad y sabiduría para ver las cosas y situaciones de una mejor manera, para volver a levantar  la cabeza y seguir adelante. Para poder volver a creer y confiar. Aunque sea despacito.

Septiembre no quiero idealizarte, ni pedirte por demás, solo necesito un poco mas de amabilidad.





No hay comentarios

Publicar un comentario

Iluminada. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.